Ya nos lo habían dicho ¿recordáis? «Hacienda somos todos». Nadie dijo «Hacienda somos todos los vivos». No, no: todos. Así que, haya apocalipsis, o no, hay que tributar. De hecho, muerte y hacienda no son conceptos tan apartados. La sensación de querer morirse no es extraña cuando te encuentras haciendo la declaración. Queridos y queridas, séptimo capítulo de Zombis en elterrat.tv: Hacienda.

¡Cerebros! ¡Cerebros! Cerebros!